domingo, 29 de enero de 2017

SHERLOCK - S4 (A fangirl is always young)


Buuuueeenas a todos. Estoy casi segura de que creíais que os íbais a librar de esta entrada porque ya ha pasado bastante tiempo. Bueno, yo también lo creía, ciertamente. Pero no, no tendréis esa suerte al final.
[Nosotras somos así, o no tenéis entrada en dos meses o dos del tirón]

Además que vengo en plan kemedaiwádetó (trad: que me da igual de todo). Así que si esperáis una reseña habitual, objetiva y seria, podéis cerrar la ventana ya, no hace falta que perdáis el tiempo. Yo no querría que lo hicieráis. Aunque supongo que tampoco venís a este blog precisamente buscando eso. Ah, y claro, ya os voy avisando de los múltiples spoilers que poblarán este texto. O a lo mejor no, depende de cómo me vayan viniendo las ideas. Porque medaiwádetó también.

En fin. Yo había venido a hablar de la cuarta temporada de SHERLOCK, mi querida serie de la BBC. Pero quizás sea conveniente realizar una advertencia y/o consideración previa.

He de confesar que tengo un defecto. Bueno, en realidad muchos, por supuesto. Sin embargo, quizás el defecto que más os puede afectar a la gente que leéis este blog sin conocerme de nada sea sólo éste: soy fácil de contentar. A lo mejor me equivoco, pero creo que en general intento disfrutar de todo, dentro de un amplio y variado abanico de géneros, temas, etc... En ocasiones me da por pensar que no tengo criterio, pero eso es otro asunto. La cuestión es que quizás, y sólo quizás, peque de súperfan en esta entrada.


A lo que iba.
La cuarta temporada de SHERLOCK. Después de dos años de espera tras la tercera temporada y con un especial muy especial de por medio. Casi me da risa ver el título de la entrada en la que analizaba la S3, y las preguntas que me hacía en ese momento. Bueno, para qué negarlo, me hace mucha gracia, visto lo visto. También me emociono al leer nuestra entrada sobre La novia abominable, porque casi parece un capítulo profético, un aviso de que lo que iba a venir después es lo que es. Como bien puedo citar a mi yo del pasado:  

<<[...] un delicado homenaje y una declaración de Moffat y Gatiss que parece que nos digan "Os vamos a dar a nuestro Sherlock. Si os gusta o no es cosa vuestra." [...]>>


Porque, queridos amigos y amigas, "it is what it is" (trad: es lo que hay). Os puede gustar o no. Podéis hatear infinitamente por Internet todo lo que queráis. Os puede haber decepcionado, incluso podéis soñar con que el tercer capítulo es una gran mentira y nos espera un cuarto capítulo secreto y salvador, que nos despertará de esta terrible pesadilla que ha sido la S4. Pero no. Esto es lo que hay. Es lo que nos han querido contar. A lo que un gran equipo humano ha querido dedicarse durante tanto tiempo, y sobre lo que tanto ha estudiado y trabajado. Porque espero que no haya nadie en la sala que dude del mimo con el que se trata a esta serie: el vestuario, la escenografía, la OST, la post-producción, las actuaciones,...
"Pero tardan dos años, y son tres capítulos, más les vale", casi puedo oír por el fondo. Y tiene razón, en cierta parte yo también os entiendo. El hype se diluye, la expectación se condensa y esa espera infernal nos azota cuando encima, no se cumplen nuestras expectativas. Qué duro es ser fan de Sherlock. Pero nadie dijo que fuera fácil, si no te gusta, la cosa es tan sencilla como marcharte de la sala, refunfuñando si quieres. Lo que no me gusta es ver luego artículos denigrando gratuitamente el trabajo de Moffat y Gatiss, anunciando con sensacionalismos baratos "la decadencia y muerte de la buena serie que era Sherlock". Me molesta y me parece una falta de respeto tremenda. Siempre defiendo el para gustos los colores (y para pedos los olores), pero también hay que ser un poco consecuente con cómo se dicen las cosas.
Soy de la opinión de que Sherlock es una serie exigente para el espectador. El par pensante tras los guiones no nos da lo que nosotros queremos. En cada capítulo nos retan, y nos han propuesto un juego a lo largo de estas cuatro temporadas. La trama es densa, complicada, y los detalles en los que hay que fijarse son innumerables. Eso cansa a muchos. Y la serie ha pegado un boom tan grande que el público que ha terminado viéndola se ha diversificado mucho más de lo que esperaban. Así que es normal que no todo el mundo esté dispuesto a entrar en ese juego, con unas reglas no escritas marcadas por lo que Moffat y Gatiss han querido hacer.
Me da por recordar, y pienso en mi época escolar (qué mayor estoy). Y os voy a contar un secreto: me encantaba cuando, una vez al año, hacían una gymkhana y nos pasábamos todo el día de un lado a otro del patio, superando pruebas y acertijos, llenándonos las caras de harina y esperando a ver qué reto era el siguiente. 
Y eso ha sido Sherlock para mí, una enorme gymkhana temática audiovisual. Y me ha encantado. Y me lo he pasado tremendamente bien, viendo los capítulos. Y viéndolos de nuevo. Y recordando las escenas escuchando su OST. Y buscando en mis libros las historias en las que se basaban, para luego investigar por Internet sobre los demás guiños. Y volviéndolos a ver otra vez, con otra gente, escuchando sus comentarios, o sola, escuchándome a mí. Sherlock ha llegado a ser una parte importante de mi vida, así como siempre lo ha sido la obra de Conan Doyle entre mis gustos y preferencias. 
Debe ser porque me gustaban las gymkhanas. Qué importante es el contexto emocional.

"The game is afoot."

Os voy a contar lo que yo he visto. Y lo que creo que han querido que viéramos.
Me intento poner en el papel del artista, bueno, de los artistas, y noto el respeto por la obra de Conan Doyle. El cariño, y el mimo con el que se ha tratado todo. A pesar de que han creado su propia historia, han ido simplemente tirando de los hilos que se dejan sueltos en el canon para crear las distintas tramas que se han ido hilando a lo largo de estas cuatro temporadas. Han desarrollado el trasfondo de los personajes que son sólo eso en las historias de Doyle, personajes. Les han dado la vida y la humanidad que a ellos les ha parecido conveniente. 
Nos han mostrado lo mejor: la resolución de casos espectaculares y trepidantes por parte de Sherlock, la valentía y entereza de Watson, la superioridad intelectual de Mycroft, el reto de enfrentarse a un gran villano como Moriarty. Eso ya lo hemos disfrutado los que hemos leído muchas de las historias de Doyle, y hemos visto algunas otras adaptaciones de su obra. Eso es lo que ha originado un mito capaz de traspasar las páginas de The Strand, y de sobrevivir más de cien años. Eso es lo que nos dieron en los capítulos más tempranos y lo que enamoró a muchísima gente. Pero, ¿cómo no iba a hacerlo? Ya lo hizo con el público coetáneo de Doyle y con el que ha venido después, era una apuesta segura. 
Sin embargo, no han querido quedarse ahí, repitiendo la fórmula hasta la saciedad como podrían haber hecho (me gustaría saber si todo el mundo quedaría conforme con esa solución, porque la verdad es que creo que no).
En la tercera y la cuarta temporada, junto con el especial, se arriesgaron, aún más, a mostrarnos lo que no se ve en las historietas de The Strand: imaginando lo que sentían Watson o Sherlock, creando una historia para Mary Watson, hilando una trama propia para los hermanos Holmes incluso. No han querido seguir la fórmula del éxito, y han querido mostrar también su propia historia, ahondando en el universo de cada personaje, en las relaciones entre ellos, en cómo se podrían haber embebido los unos de los otros si hubieran existido en realidad. Nos han enseñado que las personas de verdad no somos nosotros mismos sin lo que son los demás para nosotros. Que Mycroft puede creer que es el más listo de la sala, pero no puede evitar preocuparse por sus hermanos, llegando a ser irracional por ellos. Que Watson puede aprender de Sherlock a perdonarse a sí mismo, porque no siempre puede ser un soldado. Que Sherlock es cómo es por Eurus y por Mycroft, y que puede evolucionar por los Watson, por la señora Hudson, por Irene, por Molly, y sí, por Moriarty también. Cada uno de ellos no es sólo lo que cree y quiere ser, si no lo que los demás han hecho de ellos. Como todos nosotros.

"Oh, Watson, nothing made me. I made me"

Moffat y Gatiss no han querido contarnos sólo lo que ya teníamos, casos imposibles y deducciones increíbles, aventuras sin parangón. Han bajado el mito de Holmes a la Tierra, al momento actual, y se han querido imaginar qué pasaría de verdad. Han querido contar algo más grande, entremezclando con las subtramas de cada capítulo. El inicio, el nudo y el desenlace a los largo de las cuatro temporadas de qué pasaría con Sherlock y Watson si fueran personas reales, según ellos. 
Pero sin olvidarse de dónde vienen. La destrucción y reconstrucción del 221B de Baker Street me parece el simbolismo perfecto para ilustrar su visión del mito, de la obra original. Obra que, a pesar de haber sido reinterpretada de una y mil formas, sigue permaneciendo detrás de todo. Mary Watson al final del último capítulo simplemente nos retransmite lo que ellos han querido decirnos todo el tiempo. Que simplemente nos habían metido en un juego en el que ellos nos iban a enseñar su propio mundo, una obra escrita con muchísimo respeto de dos fans a todos nosotros.

"When all else fails, there are two men sitting, arguing in a scruffy flat, like they've always been there, and they always will. The best and wisest men I have ever known. My Baker Street Boys. Sherlock Holmes and Doctor Watson."




Por todo esto me parecería también tremendamente acertado que se terminara aquí, porque todo está cerrado, y reabrir la historia implicaría volver a empezar de nuevo, desde cero, y sin poder reutilizar lo que ya se ha hecho para no aburrir. Y creo que no podrían haberlo hecho mejor como para que me dé miedo que lo vuelvan a intentar hacer y se equivoquen.

Para finalizar, sólo me queda dar las gracias infinitas una y otra vez a todo el equipo que ha hecho posible esto, aunque sepa que no me leerán nunca. También les doy las gracias a los que se hayan leído esta entrada, porque hay que tener valor xD Es una entrada escrita directamente desde los feelings, y por eso no es un Toma Nota. A lo mejor os esperábais otra cosa pero...

"It is what it is."


PD: De regalo os voy a dejar aquí un vídeo porque me ha dado muy fuerte en la patata y no me puedo aguantar. Contiene spoilers.





[Bueno yo no me explayaré mucho porque mi compi ya ha soltado todo lo que tenía y un poquito más xD. Pero estoy totalmente de acuerdo en que esta debería ser la última temporada porque han cerrado tanto el círculo que abrir una nueva trama sería ... Aunque con estos guionistas nunca se sabe.

Nadie puede dudar de la calidad y el mimo con el que es tratada esta serie, o sea, solo la BSO ya merece ser escuchada como ente aparte y si no mirad o esta.
Sé de primera mano, que es estar absolutamente sobrepasada por una historia de ficción y ser una fan incondicional, ir con un bate de béisbol y defenderla a muerte. Así que no me sorprende nada la posición defensiva de mi compi, aunque le recomendaría que se tomase una tila para los disgustos que se sufre mucho tontamente XD. Sé también, que solo el tiempo da perspectiva, así que quizás con ese tiempo se le vean errores a Sherlock, desde luego habrá que buscarlos porque es maravillosa.
Para mí, Sherlock no significa lo mismo que para mi compi, pero sí creo que es una de las mejores series creadas en los últimos años por no decir tiempos.

Mi capítulo favorito de la serie es el primero de la segunda temporada y no ha cambiado con el tiempo. (Ireneeeeeeeeeee) Y la verdad es que la cuarta temporada me ha gustado pero en cuanto casos  y situaciones se les ha ido un poco de las manos queriendo abarcar un poco demasiado, pero bueno...
Sin más despedirme recomendando de nuevo esta gran serie, que para gustos colores y que hay que disfrutarla y ya está. Que me ha encantado muy mucho el personaje de Mary y que menos mal que no han matado a Molly.  La escena de Sherlock destrozando el ataúd me pone los vellos de punta. Y que yo vería una serie entera de la vida de la señora Hudson. ¿Plata, plomo o una taza de té?

Por último, decirle a mi compi que espero que si hacen una siguiente temporada no se carguen la serie intentando alargar la gallina de los huevos de oro y que si hay una temporada nueva, que no se preocupe que la dejaremos ver todos los capítulos sin espera alguna XD

PD:¿Nunca sabremos como leches sobrevivió Sherlock verdad ¬¬?]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Tormenta de Ideas