domingo, 6 de noviembre de 2016

Toma Nota: Stranger Things

¡¡Muy buenas!! Hoy hablaremos un poco de la serie de moda del momento. Aunque Black Mirror y su nueva temporada le está comiendo la tostada poco a poco... Pero como no he tenido tiempo de verme esta última pues Stranger Things cae en esta entrada. Cuidado que contiene spoilers.

Los ochenta vuelven con esta serie y hay algo que recuerda a las películas de Steven Spielberg que gusta y que da mucho que hablar. Y ahora que lo veo el póster se parece una barbaridad a los de Star Wars.
Ocho capítulos que Netflix lanzó del tirón como hace siempre con sus series propias y que poco a poco con el boca a boca ha ido subiendo como la pólvora. Yo personalmente me he enterado de su existencia por Tumblr, que estaba todo el mundo súper enganchado.

Imagina niños frikis, pero frikis de estos que antes no molaban, porque ahora lo friki está de moda. Si no esos pobres que sufrían bullying porque les gustaba jugar a rol las horas, y en vez de estar en el equipo de deporte estaban en el de audiovisuales. Que por cierto menudo personaje aquí el profesor de los niños. Total, que la historia empieza cuando cuantro niños raritos están jugando al rol y al volver cada uno a su casa, uno de ellos desaparece. Will. [Acordaos del nombre que os vais a hartar]
La familia de Will, madre coraje Joyce (Winona Ryder que no la reconoce ni su propia madre) y Jonathan el hermano que también es un poco el bicho raro de su clase, comienzan a buscarlo junto al sheriff del pueblo. [El sheriff Hopper también es digno de mención, que conste]
Ya os digo desde aquí que la madre tiene dos pares de narices, porque yo soy ella y mi casa empieza a brillar y aparece un bicho tan feo saliendo de mi pared y Australia se queda cerca al empezar a correr.
El bicho feo y la caña de muchacha

Y es que sí, Stranger Things juega con el toque miedo de susto, con el paranormal. No es una cosa excesiva porque ya os digo yo que a mí no me gusta naaaaaaaaaaaaada este tipo de género pero con la serie he podido dormir por las noches. [ No, no da miedo en verdad, porque si no yo tampoco la hubiera visto, aunque da repelús a veces.]

Pero bueno, no se puede hablar de Stranger Things sin hablar de Eleven o de Once según en que idioma lo hayáis visto, ya que mientras ella aparece en mitad del bosque, Will desaparece y el monstruo nos saluda desde la oscuridad.
Millie Bobby Brown, la actriz que interpreta a Eleven, que se ha metido en el bolsillo el corazoncito de muchos espectadores. Una joven Natalie Portman porque hay que ver lo que se parecen. Y lo lento que le crece el pelo a esta pobre XD [Po más guapa está ella con su peinado corto, no le hace falta más.]

La serie deja con dudas, muuuchas, jugando con la posibilidad de que la renovaran por una segunda temporada, cosa que han hecho por supuesto.

La empresa del señor del pelo blanco que da muy mal rollo y que tiene una de trapos sucios que flipas, la vieja que se hace pasar por servicios sociales que se cargan al pobre cocinero calvo que sale al principio.
Como habréis comprobado los nombres están sobrevalorados. Así que aquí van unos pocos.

-Los niños
  • Will Byres: desaparece al inicio de la serie y por el cual se inicia la historia. Dos pares de narices (como la madre) para aguantar todo el tiempo que aguanta en el otro lado. Y HUYENDO TODO EL TIEMPO DEL BICHO. [El pobre, qué lástima]
  • Mike Wheeler: aaaaaaay el Mike que es amor, y como trata a El. De los principales que más tiempo pasa en pantalla y de los más concienzudos en buscar a Will y ayudar a El. [El es Eleven xDDD por si os habéis perdido]
  • Dustin Henderson: el más maduro y con más cabeza a pesar de su defecto congénito, "displasia cleidocraneal" que precisamente impide que sus dientes o cartílagos se desarrollen con normalidad. Suiza en el grupo. [Para mí es el otro niño protagonista de la serie junto con Eleven xD]
  • Lucas Sinclair: otro del equipo rescate de Will. Con sus reservas hacia Eleven, ya que hombre no es muy normal la muchacha del todo.
  • Eleven/Once: esta muchacha se mete al espectador en el bolsillo desde el primer momento, hace así y pum, ni te has dado cuenta. Otp cuqui con Mike claramente. [Ji, ji]
-Los no tan niños
  • Jim Hopper: sheriff del pueblo y quien lleva la investigación. [Yo no digo na, pero este señor se enmarrona hasta el cuello por un chaval que no es familia suya ni na. Él y la madre de Mike harían buena pareja para ir a reventar cabezas XDDDD]
  • Joyce Byres: madre coraje de Will, valiente es poco para describirla.
  • Nancy Wheeler: hermana de Will. Al principio dices, porque no le dan un puchero a esta muchacha y que se calle un rato, pero después cuando aparece el personaje de Jonathan ya no te cae tan mal. [Esta mujer es el claro ejemplo de chica friki que se intenta integrar en un ambiente que no es el suyo, y menos mal que acaba dándose cuenta]
  • Jonathan Byres: hermano de Will, marginado en su clase, fotografía a Nancy cada dos por tres. ¿Otp? A lo mejor sí, a lo mejor no...
  • Steve Harrington: el Steve... el Steve tiene un leñazo bien dado en la cabeza, menos mal que lo salva un poco al final. Porque durante toda la serie estás: a ver si se lo come el bicho, a ver si le cae un árbol encima, a ver si se electrocuta...
[¿Nadie se acuerda de Barb?]
El Ojo Crítico:
A ver, seamos sinceros entre nosotros aquí ahora que estamos entre amigos. La serie está bien sí y se puede volver a ver sin problemas a pesar de que ya te sabes la historia... Peeeero tampoooocooo, no sé, no es que sea un serión novedoso. Sí, estamos de acuerdo que traer los ochenta de nuevo no se ve todo los días pero hay mucho tópico.
Los protas son niños que hace que les cojas aún más cariño.
Y a Barb una mención especial a Barb que a nadie le acaba importando y la pobre muere de forma espantosa. [Ah eso, gracias xD Pobre muchacha]

Para resumir, sí es una serie que se puede ver. Que no da tanto miedo como puede parecer y que te encariñas rápido con los personajes, hasta con el novio "saborío" de Nancy. Incluso hace que añores los ochenta... y eso que ni los vivimos (en nuestro caso).


[En realidad está casi todo dicho. Stranger Things es una serie que hace muy bien su trabajo: construye con unas piezas que en realidad están ya muy vistas, una serie entretenida, bien hecha y que te invita a seguir viendo más. Por supuesto, su ambientación y los niños son su punto fuerte, porque es que con Eleven te mueres simplemente de adorabilidad.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Tormenta de Ideas